Bienvenidos a mi blog

miércoles, 30 de septiembre de 2015

Viaje a Polonia año 2009


Polonia, país perteneciente a la Comunidad Europea, situada en el centro del Continente. Un país que en su historia ha pasado por muchos acontecimientos que marcaron el carácter de sus habitantes. En el año 1939 con la invasión de Alemania a Polonia se inicia la " Segunda Guerra Mundial", de trágicas consecuencias para la humanidad.

Varsovia, su capital fue totalmente destruida en esta sangrienta guerra, sus calles, sus edificios más emplematicos convertidos en escombros, solo se salvaron algunos refugios subterráneos, habilitados en la actualidad en restaurantes, donde sirven comidas polacas y una gran parte del barrio Judio donde se rodó la famosa película " El Pianista".

Varsovia fue reconstruida en base a maquetas que se guardaban en el Museo Nacional. Las plazas con terrazas colmadas de flores invitan al paseo tranquilo, bordeando los márgenes del río Vistula.

La población polaca es en el 95% católica, posee el mayor número de iglesias por habitantes, su patrona es la madre de Dios de Czestochowa, conocida como la virgen negra. A pesar del régimen comunista que imperó en Polonia hasta los años noventa, los polacos siguieron practicando sus creencias sirviéndose de las iglesias para organizarse y conspirar contra el régimen.

Cracovia es una de las ciudades más importantes de Polonia, antiguamente fue su capital, declarada " Patrimonio de la Humanidad". Los edificios de mayor interés son el Castillo Real, su Catedral y la Basilica de Santa Maria, recordar que en está ciudad nació y vivió el Papa Juan Pablo II.

En Gdank, cuidad industrial con numerosas fabricas y astilleros, nació el lider sindical Lech Walesa que llegó a ser presidente del país y continua viviendo en su ciudad natal.

No podemos pasar por Polonia y no visitar los campos de concentración de Auschwitz y Birkemau para pensar y reflexionar en la capacidad destructiva del " ser humano", no se puede describir con palabras los sentimientos que tanto horror nos causó en aquellas instalaciones, los hornos crematorios, las cámaras de gas, las celdas infrahumanas. el paredón forrado de corcho para amortiguar los disparos, las maletas con sus nombres y todo tipo de objetos personales de los ejecutados. Para mayor burla hacia los presos, se puede leer a la entrada del campo de concentración de Auschwitz. el lema " EL TRABAJO TE HARÁ LIBRE". Todos los que estábamos visitando ese día los campos de concentración, quedamos impactados, sin palabras y con ganas de que aquello solo fuera un sueño.

Os recomiendo el libro, " El niño con el pijama de rayas" de john Boyne, cuando empecé a leerlo no pude parar hasta el final.