Bienvenidos a mi blog

lunes, 19 de diciembre de 2016

Higo chumbos


Fotografía de Manuel Fuentes

HIGOS CHUMBOS

Chumbos, chumbos, higos chumbos. Él se está comiendo
un higo chumbo. Con piel, con pinchos. No le duelen los higos. Se
relame con su lengua larga, larga. Saborea. Corre a esconderse tras
la chumbera. Los chumbos, higos chumbos le rodean. Su coraza, su
piel es higo chumbo. Por entre los pinchos busco pinchos, busco un
cuerpo, busco hambrienta de higo chumbo. Se relame y se relame y
no deja de comer chumbos, higos, higos chumbos. Al coger uno me
pincho. Me pincho un dedo. Duele el dulzor del higo, duele la sangre
que gotea sobre higos chumbos. Su boca espinosa, clavada en higo
chumbo se relame. La lengua larga, larga me reclama. Aplico mis
labios a su lengua de pincho, larga de higo, de higo chumbo. Sorbo
el néctar de los higos de su boca. Chupo ese dulzor picante, me
hiero las encías y sangro y sangro. Muerdo su garganta, araño con
mis dientes su esófago. Absorbo su intestino largo, largo. Desencajo
mi mandíbula para comer chumbos, higos chumbos. Dulces, dulces.
El dedo de un pie asoma por entre mis labios y sorbo y sorbo. Sorbo
higos. Engullo, devoro, bebo zumo de higo chumbo. Me relamo y
relamo. Eructo. Mi eructo sabe a higo, a higo chumbo. Busco más
chumbos. Mi pesado, pesado estómago me entorpece. Busco más
de él, pero pesa y pesa y se revuelve dentro, dentro. Me clava higos,
pinchos de higo en el estómago. Tira de mi campanilla y la retuerce.
Clava y clava higos. El dulzor de los chumbos, de los higos chumbos,
se ha hecho amargo. Vomito higos, vomito chumbos sobre
chumbos, higos sobre higos, hombres sobre hombres. Vomito espinas,
vomito pinchos, vomito amores. Los chumbos, higos chumbos
duelen. Seducciones, seducciones de higo chumbo me seducen. Me
provocan arcadas. Vomito, vomito. Y me quedo, consumida, bajo la
higuera, hecha chumbo, hecha higo, empachada, despechada…

* Higos chumbos es un relato de Isabel Mellén.
La fotografía está tomada en el Monumento Natural de Los Ajaches.