Bienvenidos a mi blog

lunes, 19 de diciembre de 2016

El faro



*El Faro

El faro que esta de aquel lado del mar
es el que dirige mi destino.
El faro que está de aquel lado del mar
es el que alumbra mi camino,
en medio de el mar inquieto.

El faro que me guía, me da su luz.
Eres tú mi amado Jesús, que
tu palabra, el mar aquieta
como aquietas mi corazón
en medio de la tormenta

Todo el que quiera llegar,
a un puerto seguro, a ti te deben de ver
en medio de un día oscuro.
Porque alumbras el camino
para llegar a un puerto seguro.

Cuando más arrecia la tormenta
volteo a ver el faro de luz,
eres tú mí divino Jesús
que a tu voz la tormenta cesa,
veo un faro de luz, de aquel lado del mar,
eres tú mi buen Jesús
que a puerto seguro, seguro me llevarás.


* El faro es un poema de la poetisa Alicia Pérez Hernández. La fotografía muestra el Faro Les Éclaireurs ("los iluminadores", en francés) emplazado en el islote NE del conjunto de islotes Les Éclaireurs en el Canal Beagle, frente a las costas de la Bahía de Ushuaia, en Tierra del Fuego, Argentina.

En el fondo de la noche


*En el fondo de la noche…

En el fondo de la noche tiemblan las aguas de plata.
La luna es un grito muerto en los ojos delirantes.
Con su nimbo de silencio
pasan los sonámbulos de cabeza de cristal,
pasan como quien suspira,
pasan entre los hielos transparentes y verdes.

Es el momento de las rosas encarnadas y los puñales de acero
sobre los cuerpos blanquísimos del frío.

En el fondo de la noche tiembla el árbol del silencio;
los hombres gritan tan alto que solo se oye la luna.

Es el momento en que los niños se desmayan sobre los pianos,
el momento de las estatuas en el fondo transparente de las aguas,
el momento en que por fin todo parece posible.
En el fondo de la noche tiembla el árbol del silencio.
Decidme lo que habéis visto los que estabais con la cabeza vuelta.
La quietud de esta hora es un silencio que escucha,
el silencio es el sigilo de la muerte que se acerca.
Decidme lo que habéis visto.
En el fondo de la noche
hay un escalofrío de cuerpos ateridos

* En el fondo de la noche... es un poema de Gabriel Celaya . La fotografía está tomada en Punta Fariones, entre Órzola y La Graciosa.

Cuando muera el color


*CUANDO MUERA EL COLOR


Cuando el campo pierda el color
me abrazaré a una piedra en madrugada,
ahí entre ranas, arbustos y cigarras,
cuando el campo pierda el color
y se sequen las madrigueras
me abrazaré a una piedra en la alborada
contemplando la locura del castor
y el suicidio esperado del camaleón,
cuando muera el color
mi sangre perderá dramatismo
y fuego al ocaso de las tardes,
cuando monocromo sea todo
incluso el arco iris,
incluso el arco iris
y el otoño tras la hoja,
a una piedra me abrazaré.

* Cuando muera el color es un poema de Santiago Antúnez de Mayolo , que fue un ingeniero, físico y matemático peruano. Las fotografías fueron tomadas en el sendero de Marcos y Corderos en la isla de La Palma, y en los Jardines de Aranjuez.

Quintay


Fotografía de Manuel Fuentes

Quintay

El mar embravecido fue testigo.
Escarpado el cerro se despeña en rocas sueltas,
blanca estación de gaviotas que un día
de los despojos vivieron. Inocentes.
El viento ruge
trayendo del ayer el eco
del gemido de un gigante herido.
La rampa de antaño hiede aún a sangre fresca
y pasos caminan sin pisar
por no borrar las huellas.
Y la ola,
ya no lame, de imponente ballena, los ijares
por arpón avieso traspasados.
No se encanta el oído con el canto
que al hijo llamaba arrullando...
sólo se escucha el fantasmal lamento
en lágrimas de ámbar por su cachalote muerto.
Sobre el montículo de ruinas, pequeñas flores
apenas crecen, reptando
enroscadas en sí mismas
no quieren ver el mar, no miran la luz
ni descansan a la sombra de una estrella.
Sólo viven del recuerdo
de las ballenas muertas.

* Poema a las ballenas muertas : En la zona central de Chile, en una caleta de nuestra costa porteña, llamada ‘Quintay', hubo hace ya muchos años, una ballenera muy grande. Recibía en sus instalaciones, barcos-factoría de distintos calados, que terminaron por hacer desaparecer absolutamente la población de estos inocentes mamíferos gigantes en nuestras costas. Hace poco más de dos años atrás, visité las ruinas de estas instalaciones y un museo que muestra los distintos modos de sacrificarlas, fotografías de sus cadáveres y las estadísticas de ejemplares muertos y faenados. Regresé silenciosa y dolida a mi casa y no hallé mejor manera de expresar este sentimiento que escribir este poema que te adjunto, homenaje póstumo a las ballenas del mundo.
Patricia Benavente Vázquez
Viña del Mar, 11 de abril de 2005

El cabrito


Fotografía de Manuel Fuentes
(Está tomada en el Monumento Natural de Los Ajaches)

EL CABRITO

Tiene el cabrito al nacer,
menos carne que un silbido.
No hay quien lo quiera comer.
Debe quedar al calor
y al cuidado de la madre
que mame lo que le cuadre
cuanto más tiempo mejor.
Y cuando ya está gordito
se le retira la teta
y se busca una receta
para este plato exquisito.
Puede prepararse frito
con sartén o a la parrilla
que es la forma más sencilla
de cocinar el cabrito.
Pero el que yo más prefiero
de todos los que he probado
es el cabrito adobado
hecho al estilo "gomero".
Con mi verso mal escrito
voy a dejar su receta.
La más sabrosa y completa
para guisar un cabrito.
El adobo verdadero
se prepara en un caldero
en hondilla o en lebrillo
y se mezcla con esmero
ajos, azafrán, tomillo
perejil, mojo palmero
laurel, pimienta quemona
vinagre, cebollas, vino
y apenitas de comino.
Con las hierbas de la zona
un buen puñado de sal
pero no más de la cuenta
y unos granos de pimienta
verde o negra que da igual.
El conjunto hay que bañar
con buen aceite de oliva
y el éxito sólo estriba
en saber dosificar.
Luego en el mismo caldero
el cabrito ya partido
se dejará sumergido
al menos un día entero
en el adobo bañado.
Se le da al baifo un hervor
revolviendo con cuidado
para que agarre el calor
hasta que quede dorado
el adobo que ha menguado.
Se fríe en una sartén
y se revuelve también
hasta dejarlo refrito
y luego en un santiamén
se esparce sobre el cabrito.
Y que usted lo pase bien.
Para terminar espero
que haga bien la digestión
y si el cabrito gomero
no le dio satisfacción
puede conservar el cuero
y hacer con él un zurrón.

El cabrito es un poema de Tadeo Casañas Reboso, ‘el sabio de El Hierro'.

Higo chumbos


Fotografía de Manuel Fuentes

HIGOS CHUMBOS

Chumbos, chumbos, higos chumbos. Él se está comiendo
un higo chumbo. Con piel, con pinchos. No le duelen los higos. Se
relame con su lengua larga, larga. Saborea. Corre a esconderse tras
la chumbera. Los chumbos, higos chumbos le rodean. Su coraza, su
piel es higo chumbo. Por entre los pinchos busco pinchos, busco un
cuerpo, busco hambrienta de higo chumbo. Se relame y se relame y
no deja de comer chumbos, higos, higos chumbos. Al coger uno me
pincho. Me pincho un dedo. Duele el dulzor del higo, duele la sangre
que gotea sobre higos chumbos. Su boca espinosa, clavada en higo
chumbo se relame. La lengua larga, larga me reclama. Aplico mis
labios a su lengua de pincho, larga de higo, de higo chumbo. Sorbo
el néctar de los higos de su boca. Chupo ese dulzor picante, me
hiero las encías y sangro y sangro. Muerdo su garganta, araño con
mis dientes su esófago. Absorbo su intestino largo, largo. Desencajo
mi mandíbula para comer chumbos, higos chumbos. Dulces, dulces.
El dedo de un pie asoma por entre mis labios y sorbo y sorbo. Sorbo
higos. Engullo, devoro, bebo zumo de higo chumbo. Me relamo y
relamo. Eructo. Mi eructo sabe a higo, a higo chumbo. Busco más
chumbos. Mi pesado, pesado estómago me entorpece. Busco más
de él, pero pesa y pesa y se revuelve dentro, dentro. Me clava higos,
pinchos de higo en el estómago. Tira de mi campanilla y la retuerce.
Clava y clava higos. El dulzor de los chumbos, de los higos chumbos,
se ha hecho amargo. Vomito higos, vomito chumbos sobre
chumbos, higos sobre higos, hombres sobre hombres. Vomito espinas,
vomito pinchos, vomito amores. Los chumbos, higos chumbos
duelen. Seducciones, seducciones de higo chumbo me seducen. Me
provocan arcadas. Vomito, vomito. Y me quedo, consumida, bajo la
higuera, hecha chumbo, hecha higo, empachada, despechada…

* Higos chumbos es un relato de Isabel Mellén.
La fotografía está tomada en el Monumento Natural de Los Ajaches.

Esa bella flor...el girasol


Fotografía de Manuel Fuentes

*A esa bella flor....el girasol.

Como el girasol,
que gira su rostro
permanentemente;
buscando la luz del sol;
así giraron y volaron
mis sentimientos,
queriendo ingresar
en lo más profundo
de tu corazón;
mi alma ilusionada,
en tí se refugió;
HOY soy yo,
quién le escribe
a esa bella flor,
que gira
alrededor del sol;
así, seguiré girando yo
en busca
del verdadero AMOR.

* A esa bella flor...el girasol es un poema de Cielo Estrellada.
La fotografía está tomada en Australia.

sábado, 17 de diciembre de 2016

La última gaviota



Fotografía de Manuel Fuentes

*La Última Gaviota

Como una franja temblorosa, rota
del manto de la tarde, en raudo vuelo
se esfuma la bandada por el cielo
buscando, acaso, una ribera ignota.


Detrás, muy lejos, sigue una gaviota que
con creciente y pertinaz anhelo 
va de la soledad rasgando el velo 
por alcanzar la banda, ya remota.


De la tarde surgió la casta estrella 
y halló siempre volando a la olvidada, 
de la rauda patrulla tras la huella.


Historia de mi vida compendiada, 
porque yo soy, cual gaviota aquella,

ave dejada atrás por la bandada.* La última gaviota es un poema de Ricardo Miró. La fotografía está tomada en la isla de La Graciosa.

El tomate



Fotografía de Manuel Fuentes

El tomate *

Si del tomate canto sus bondades
y, manzana de amor, se me afrancesa,
mi diente ante el tomate se embelesa
y muerde sus nutrientes cualidades.
El tomate y sus rojas realidades
dando vida y color sobre mi mesa
a mi apetito en vilo de sorpresa
ante sus sugestivas prioridades.
Meshica xictlitomatl de jugosa
y sabrosa alegría singular
envuelta en digestivos y hondos ritos.
Que el sabroso tomate y su sabrosa
Pulpa nos enamora el paladar
cual bocado de dioses exquisitos.

* El tomate es obra del poeta loreño Juan Cervera Sanchís. La fotografía está tomada de la cosecha de casa.

En tus muros habita el dolor



Fotografía de Manuel Fuentes
 
En tus muros habita el dolor *

Por vuestras almas
estoy orando
por vosotros
los que no tenéis sepultura
digo el Kadish.
Con ceniza cubro todos los días
mi cabeza
porque es para siempre
mi duelo
por vuestros cuerpos incinerados
y por siempre acecha el espanto
en mi corazón.

* En tus muros habita el dolor es obra de la poetisa checa Erika Blumgrund. La fotografía está tomada en los hornos del campo de concentración y exterminio de Auschwitz, Polonia.

Contra el estrés, la poesía



Fotografía de Manuel Fuentes

*CONTRA EL ESTRÉS, LA POESÍA

Contra el trabajo, la fuerza;
contra el estrés, la evasión en la poesía.
Contra el cansancio, la ira;
contra el estrés, la poesía.
Contra el decaer, la rabia;
contra el estrés, la poesía.
Contra el no saber crecer, repetir el renacer;
contra el estrés, la poesía.
Contra el andar sobre brasas: calcetines de agua fría;
contra el estrés, la poesía.
Contra el miedo, atrevimiento;
contra el agobio, el descanso;
contra el salirse de quicio, remover en los principios.
Contra el estrés, la poesía.

Contra el estrés, la poesía
Una aventura gloriosa en la nube de los sueños.
Un paseo junto al mar con tu ego y sus misterios.
Es necesario saber que el alma se escuece con las ortigas;
por qué la luna se esconde
y se curan las heridas;
por qué palidece el sol,
por qué las penas se olvidan;
volar por el horizonte hasta encontrarse con Dios,
con el Dios de la poesía.
Es conveniente saber por qué cerramos los ojos
cuando soñamos de día;
Por qué nos gusta lo abstracto;
Por qué nos gusta lo amorfo, lo anodino y lo inconcreto.
...Contra el estrés, sabiamente la poesía. 

* Contra el estrés, la poesía es un poema del escritor extremeño José Luís González Cáceres. La fotografía está tomada en Buenos Aires, Argentina.

Candados



Fotografía de Manuel Fuentes 

Candados *

Los silencios están llenos de candados
son puertas cerradas
de habitaciones oscuras, habitadas por fantasmas
o puertas que niegan el paso a la claridad
que ahogan un sueño de unicornios
una vida latente
pueden ser silencios ingenuos como niños felices
bañados del candor de la esperanza
bodegones sellados que atesoran días plenos
iluminados días sin sobresaltos
latidos postergados para un mejor mañana
o silencios como sombras negras y blancas
viejas máscaras rotas y arrumbadas
silencios de cal y canto
del palacio amurallado por coartadas
resguardado por cerrojos de mentiras
no hay silencio inocente
siempre sabe el silencio
por que calla.

* Candados es obra de la poetisa Flora Gallegos. La fotografía está tomada en el campo de concentración y exterminio de Auschwitz, Polonia.

El mar



Fotografía de Manuel Fuentes
 
EL MAR *
 
Que libre campo es el mar,
nadie lo asurca ni siembra,
ni tiene majanos blancos,
ni tiene lindes ni cercas.
Fruto es el peje en la barca,
si el campesino lo pesca;
hay que adentrarse sin miedo,
hay que meterse en la brega,
hay que bogar duramente
contra el viento y la marea,
bajo el sol que no perdona,
bajo la noche sin tregua.

* El mar es obra del poeta-artista Fernando García-Ramos. Las fotografías están tomadas en La Palma.

La calabaza


Fotografía de Manuel Fuentes

La calabaza * 

Cruda, jamás cocida, así te quiero,
calabaza, tan llena tú de vida,
por el sodio y el cloro enriquecida,
y admiración del sabio cocinero.
Con gusto yo en mí dieta te prefiero
pues tu orgánica agua en mi comida
alegra mi salud agradecida
como alegra mi mesa el fiel salero.
Que calabazas tú nunca me has dado
y sí estupendas calificaciones
pues eres tú dadora de alegría.
Que tú fósforo, siempre iluminado,
y tu hierro nutricio de altos dones
son sinónimos vivos de energía. 

* La calabaza es obra del poeta loreño Juan Cervera Sanchís. La fotografía está tomadas en San Bartolomé, Lanzarote.

La vendimia



Fotografía de Manuel Fuentes

La vendimia * 

Cuando el otoño llega,
la gente va a vendimiar.
Van preparando la bodega
que de vino la van a llenar.
Para el vino hacer,
la uva han de pisar,
y un buen vino poder beber.
Después de los carrales limpiar,
el vino han de recoger
y en la bodega guardar 

* La vendimia es un poema de Eva Bombín. La fotografía está tomada en La Rioja.

Las campanas


Fotografía de Manuel Fuentes 

Las campanas * 

Yo las amo, yo las oigo,
cual oigo el rumor del viento,
el murmurar de la fuente
o el balido de cordero.

Como los pájaros, ellas,
tan pronto asoma en los cielos
el primer rayo del alba,
le saludan con sus ecos.

Y en sus notas, que van prolongándose
por los llanos y los cerros,
hay algo de candoroso,
de apacible y de halagüeño.

Si por siempre enmudecieran,
¡qué tristeza en el aire y el cielo!
¡Qué silencio en la iglesia!
¡Qué extrañeza entre los muertos!

* Las campanas es un poema de Rosalía de Castro.

jueves, 15 de diciembre de 2016

Torre de Hércules



Fotografía de Manuel Fuentes

Torre de Hércules * 

Un símbolo de pétreo centinela
en páginas de crónicas de historia
que identifica el alma y la memoria
de una ciudad donde la luz consuela.

Esta es la esencia, antorcha y guardavela,
tradición, honor, valentía y gloria
señalando el sabor de la victoria
de una ciudad que sabe lo que anhela.

Y el Gran Faro, que tanta luz derrama
--antorcha del pasado y del presente—
es la historia que late eternamente
en un pueblo que se ganó la fama
de ser abierto, hospitalario... y clama
por la amistad, que le hace diferente. 

* Torre de Hércules es un poema de Antonio Torres Sánchez. La fotografía está tomada en La Coruña.

Coliseo



Fotografía de Manuel Fuentes

El Coliseo *

¡Eres un símbolo constante de la fiel y antigua Roma!
¡Excelente relicario de sublime admiración,
que a esta época legaron aquellos tiempos ya idos
cuya pompa y poderío parecen ensoñación!
Tras largo peregrinaje y ardiente sed de tu ciencia,
me humillo con reverencia en las sombras de tu historia,
y transformada mi alma, sacia su sed de belleza,
comtemplando tu grandeza, tus tristezas y tu gloria.
¡Oh, profunda inmensidad, tiempo y recuerdo de antaño,
desolación y silencio, noche grandiosa, admirable!
al percibiros comprendo vuestra mágica pureza
en la perenne realeza de tu fuerza indomable.
Vuestros dulces sortilegios son mejores para mí
que los que el rey de Judea hiciera en Gethsemaní.
Ni la encantada Caldea jamás consiguó arrancar
a las estrellas prodigios cual vense en este lugar.
Donde un héroe cayera, hoy cáese una columna...
y, donde el águila escénica envuelta en oro brilló,
hoy el vampiro revuela al llegar la medianoche
y en fantántico aquelarre este lugar convirtió.
Aquí do las cabelleras de las matronas romanas
balancenceaban al viento el rubio de sus colores,
hoy sólo se balancean el cardo y la débil caña...
han cesado aquellos días de sublimes esplendores.
Y, donde el rey poderoso su trono de oro tenía,
ágil y oscuro lagarto viene siempre a recorrer;
y hacia su casa marmórea cual espectro se desliza
a los pálidos reflejos de la luna en su crecer.
Mas yo pregunto: esos muros, esas inertes arcadas
junto a zócalos de muzgo hoy de hiedra revestidas,
esos relieves tan vagos, esos frisos tan ruinosos,
esas cornisas tronchadas y piedras enmohecidas,
¿es ésto cuanto dejaron las horas y tiempos idos?;
¿es lo único que resta de su fama colosal?;
¿es cuanto a mí y al Destino aquella época ha legado,
de su firme poderío y su obra escultural?
Eso no es todo —responden en aquel lugar los ecos—:
voces graves y proféticas hay en nuestro corazón...
y toda ruina recuerda las ideas de los sabios
semejantes a los himnos que al sol dedicó Memnón.
Aún reinamos poderosas en los más grandes señores;
asentamos nuestro imperio en las almas gigantescas...
no; no somos impotentes...; queda nuestro poderío,
nuestra gloria y nuestro nombre, aunque pálidas nos veas.
Las mil y una maravillas que estáticas nos circundan,
y recuerdan nuestra estirpe, nuestra gala y nuestra historia,
se han prendido a nuestros flancos... y su admirable vestido
nos envuelve entre su manto más fulgente que la gloria.

* El Coliseo es un poema de Edgar Allan Poe.

Venecia




Fotografía de Manuel Fuentes

Venecia *

Aún la sigues soñando, y es tan plácida
como la rumorosa lejanía
donde se balancean los silencios.
Seda del mar, tapices
en fasto vespertino que provocan
ilusión prematura en los dorados,
cuando vuelven del sol a desangrarse.
El verano barroco
puede ser buena época
para un encuentro a solas con la estatua
más viril, cuyo rostro
posea la belleza del diablo.
Venecia y el amor, tu sueño húmedo
como una estancada cercanía
donde sigues hundiéndote con ellos.

* Venecia es un poema de María Sanz. Las fotografías están tomadas en Venecia.

Instantes


Fotografía de Manuel Fuentes

Instantes*

Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
en la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido,
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.
Sería menos higiénico.
Correría más riesgos,
haría más viajes,
contemplaría más atardeceres,
subiría más montañas, nadaría más ríos.

Iría a más lugares adonde nunca he ido,
comería más helados y menos habas,
tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata
y prolíficamente cada minuto de su vida;
claro que tuve momentos de alegría.
Pero si pudiera volver atrás trataría
de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,
sólo de momentos; no te pierdas el ahora.

Yo era uno de esos que nunca
iban a ninguna parte sin un termómetro,
una bolsa de agua caliente,
un paraguas y un paracaídas;
si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir
comenzaría a andar descalzo a principios
de la primavera
y seguiría descalzo hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita,
contemplaría más amaneceres,
y jugaría con más niños,
si tuviera otra vez vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años...
y sé que me estoy muriendo.

* Instantes es un poema de Jorge Luis Borges.

Entre parrales


 I Certamen de Fotografía
Municipio de Tinajo - 2001
1º Premio en Blanco y Negro

Titulo: Entre Parrales
Autor: Manuel Fuentes Moreno

El paso del tiempo



I CERTAMEN FOTOGRAFICO
" MARARIA - 2003"
1º Premio en Color

Titulo: " El paso del tiempo"
Autora: Mª del Carmen Ramírez Batista

Esperanza truncada



VII Premio de Fotografía, UGT Asturias- 2009
“ Inmigración y Diversidad Cultural”
Fotografia seleccionada entre las treinta mejores para la publicación de un libro por UGT Asturias.

Titulo: 
ESPERANZA TRUNCADA:
(Patera llegada a la costa de Lanzarote)

Como el sueño inalcanzable, te trazas un destino, que adivinas por las imágenes acumuladas en tu mente. Te embarcas en la pequeña patera mecida por las olas que mojan tu piel con el agua fría y salada.
En la soledad de la noche, en la inmensidad del Atlántico te adormeces imaginando que estás en tu pequeña cuna y ves la cara de tu madre en el espejo de la luna, cuya luz te alumbra en las tinieblas de la noche. Al despertar, con las ropas empapadas que calan tus frágiles huesos entumecidos por la estreches del habitáculo utilizado entre un amasijo de humanidad, que te acompaña hasta tu destino.
En la lejanía oteas el horizonte y crees ver que la meta se acerca, las olas son cada vez más altas, flotas, cuando se hunde debajo de su cresta y piensas que será la última vez, que tu sueño no se realizará. Te viene a la mente las historias que te han contado en tu querida África, aquellos que salieron y nunca llegaron, tu no te rindes la orilla esta a pocos metros, divisas las rocas envueltas en un mar de espuma blanca que agita la patera sin control, los nervios afloran, la desesperación se apodera de todos, entra mucha agua, se escora a una banda, todo está negro, el fondo del mar es una trampa sin salida.

AUTOR: Manuel Fuentes Moreno

Pescadores de la Isla de la Graciosa seleccionando sardinillas ( Valorando las posturas forzadas de los trabajadores de este Sector)



I CONCURSO DE FOTOGRAFÍA UGT CANARIAS - 2010
"PREVENCIÓN DE RIESGOS LABORALES"
1º PREMIO
 
Titulo: 
Posturas inadecuadas

Autora: Mª del Carmen Ramírez Batista

¿Reventará?


II CONCURSO DE FOTOGRAFIA " BODEGA LOS BERMEJOS"
Fotografía finalista
Titulo:
" ¿ REVENTARÁ ? "

Fotografia sacada en el paraje de la Geria en una mañana de domingo en una caminata desde la Iglesia de la Candelaria en Tias por Masdache y terninando en Uga.

Fdo. Manuel Fuente Moreno.


miércoles, 14 de diciembre de 2016

"como ser feliz simplemente jugando"


VIII Premio de Fotografía
UGT Asturias 2012
" Inmigración y Diversidad Cultural "

Fotografía seleccionada entre las treinta y cuatro mejores para la publicación de un libro por UGT Asturias.

TÍTULO:
" COMO SER FELIZ SIMPLEMENTE JUGANDO "

Una tarde de junio de 2008 estando de vacaciones en Nepal, nos encontramos con un grupo de niños jugando con unas cubiertas de ruedas de bicicletas y me hicieron regresar a los años 1968 y 1969 en España, cuando yo era niño y jugaba como ellos, ví  la felicidad que transmitian con el reflejo de sus caras sonrientes, sin darse cuenta de lo que pasaba a su alrededor, mi recuerdo es igual y feliz, pero cuarenta años antes.


Fdo. MANUEL FUENTES MORENO

Exposición de fotografías "La vida en colores"


" La vida en colores" de Manuel Fuentes se expone en la Sociedad Democracia.

http://vimeo.com/63360259

Los instantes transcurren con el compás caprichoso que ellos mismos se imponen. A veces, resulta difícil retenerlos con una cámara de fotos. Manuel Fuentes Moreno los busca en "La vida en colores", una exposición fotográfica que se detiene en detalles y rincones de plazas de Vietnam, Chile, Perú o el Archipiélago Canario. De los farolillos de colores que iluminan las calles de Hoian, pasando por los pequeños montículos coniformes de especias que se venden en Perú o en el tono, complicado de describir, de la Gran Barrera de Coral, vista por primera vez por el explorador James Cook durante y¡uno de sus viajes en el siglo XVIII. La muestra fotográfica podrá verse en los salones de la Sociedad Democracia (Avenida de la Marina. Frente al Parque Islas Canarias. Arrecife), en horario de 9 a 21h. La entrada es libre y gratuita, y puede culminarse con un café, caña o tapa en la terraza de la Sociedad, que mira hacia la calle y el Océano Atlántico.


Fdo. Rafael Fuentes Moreno
http://www.diariodelanzarote.com/vivir/2013/04/06/actualidad02.htm


Deportes de riesgo




Tambien nos gustan los deportes de riesgo, aunque se pasa mal al final vale la pena.

Los divertidos carnavales




Nos gusta participar y divertirnos en nuestros carnavales...

Amigos de los animales




Como veis los animales son una parte de nuestra vida, nos encanta estar con ellos y sentirnos sus amigos.

Buenos y refrescantes momentos



Nos gusta sentarnos en las terrazas a saborear algunas bebidas y refrescarnos...

La fotografía



Me divierto sacando fotos a tolo lo que se me ocurre...

Disfrutando con la naturaleza





Nos metemos en todo lo que sea naturaleza, y disfrutamos de ella mientras podamos........


Buenos y refrescantes momentos


FELIZ NAVIDAD Y PROSPERO AÑO 2009

Los carnavales


También nos formamos, estudiamos y nos divertirnos, como vez ya estoy "LICENCIADO".


martes, 13 de diciembre de 2016

A la caza del instante y el momento



Hay que estar atento y con el objetivo a cuestas, ya que en cualquier momento puede surgir la fotografia de " TU VIDA" y te lo estaras recordando toda tu existencia...


Buenos y refrescantes momentos...






Estamos contentos y disfrutando con nuestra cerveza en mano y refrescando la garganta, para celebrar que ha llegado " LA PRIMAVERA de 2009", a la salud de todos ustedes...

El Zahir - Paulo Coelho


En este libro el escritor brasileño narra la historia de un conocido escritor de fama mundial, descubre un día que su mujer, corresponsal de guerra, ha desaparecido sin dejar rastro. El se crea muchas dudas ¿ Ha sido secuestrada, victima de un atentado o simplemente se sentía insatisfecha de su matrimonio?. Cuando su ausencia se convierte en una obsesión que no deja espacio para nada más, el narrador se propone encontrar las respuestas a todas las preguntas que se le han planteado y, abandonando la seguridad de su mundo de privilegios, inicia el camino hacia un destino desconocido. De Francia a España, a Croacia y a las hermosas llanuras del Asia Central. El Zahir es la historia de una búsqueda, un intento por alcanzar ese punto, tal vez inexistente, en que se unen dos vidas paralelas.

Carmen Ramírez